Rentabilizamos el espacio, planteamos utilizar como mesa de centro los taburetes que nos servirán como asiento más tarde cuando abramos la mesa de comedor. Toque diferente a la vez que práctico.

Complementamos esta zona con una alfombra en los mismos tonos resistente a las manchas.